El mindfulness consiste en ser plenamente conscientes de lo que ocurre en el momento presente, sin filtros ni prejuicios de ningún tipo, situación que puede aplicarse a cualquier evento.
Es el cultivo de la consciencia de la mente y el cuerpo para vivir en el aquí y ahora. Esto nos brinda una profunda paz y aceptación que nos permite vivir de forma más sana y armoniosa.
Para lograr este estado de presencia con desearlo no basta, se requiere practicar una metodología, donde se incluyen una serie de técnicas siendo una metodología bien estructurada de comprobada efectividad que paulatinamente nos va permitiendo establecernos en dicha sintonía, de ahí surgen los programas como los que ofrecemos en Mindfulness Monterrey, apegados a programas de validez internacional cuyos resultados son bastante halagadores y satisfactorios.
Si utilizamos al Mindfulness como estilo de vida más que como una terapia, lo cual es lo pretendido, podemos ver la utilidad de esta forma de vivir en todos los planos de nuestra vida, sin embargo de forma específica podríamos decir que el Mindfulness se ha utilizado en los planos clínico, educativo, empresarial y deportivo, con excelentes resultados.
En el plano clínico como más adelante se explicará, la práctica del Mindfulness nos brinda beneficios a nivel físico, emocional o psicológico y nos permite hacer llevadera una enfermedad crónica, incapacitante o terminal.
En el plano educativo, permite a los estudiantes o docentes mantener una atención clara, mejora su memoria y reduce el estrés ocasionado por la demanda intelectual del material o programas a realizar.
En el plano empresarial, aumenta el rendimiento del personal al reducir la carga de estrés que provoca cumplir con lo encomendado, mejora la relación entre el personal laboral y reduce las ausencias laborales.
En el plano deportivo ayuda a la concentración, a la claridad mental y al rendimiento tanto físico como intelectual del atleta. Por este motivo en Mindfulness Monterrey aplicamos el programa de reducción del estrés con Atención Plena o Mindfulness aplicado a las distintas necesidades de nuestra población.
La estrecha y directa relación entre la mente y el cuerpo es la base en la que descansa la efectividad del mindfulness para los beneficios clínicos que logra. De todos es conocido que cuando nos enfrentamos a una amenaza que pone en peligro nuestra vida, nuestro organismo responde con una serie de mecanismos para preparar al cuerpo para luchar o para huir, activando el sistema nervioso simpático acelerando el latido cardíaco y la presión sanguínea, entre otros muchos cambios, preparándose para enfrentar la agresión.
Sin embargo, este mecanismo de defensa, no se activa solamente cuando se presenta una amenaza real, sino que nuestra mente percibe esa misma agresión cuando la persona se ve sometida a cuestiones cotidianas indeseables, atasco de tráfico, un jefe exigente, el llegar tarde a una cita, al presentar un examen, etc. al activar esta vía con esos estímulos, los cuales no son raros, nuestro organismo está en una "amenaza" constante e innecesaria lo que lo lleva a desencadenar enfermedades tanto psicológicas como físicas variadas. Aquí es donde entra el mindfulness ayudándonos a manejar de una manera mucho más efectiva y libre de tensiones innecesarias nuestros retos cotidianos o los efectos de alguna enfermedad.
La práctica es útil aun en ausencia de cualquier enfermedad, ya que nos permite disfrutar la vida y obtener estados de paz que no se logran con una mente confusa o ausente del momento presente, sin embargo existen gran cantidad de trastornos que pueden ser tratados de manera efectiva con este programa, entre las que destacan:
Estrés laboral, familiar o financiero Depresión, Insomnio, Trastornos alimenticios (obesidad, alimentación compulsiva por ansiedad) Apatía Irritabilidad, Desesperación o inquietud Hiperactividad, Tensión muscular Burnout, Dolor de cabeza tensional o por migraña, Problemas digestivos (colitis, gastritis, reflujo) Abuso de sustancias, Tabaquismo, Dificultad de concentración, Preocupación excesiva, Infecciones frecuentes, Trastornos sexuales, Hipertensión, Trastornos cardiovasculares, Trastornos articulares, También puede ayudar a enfrentar el estrés asociado a convivir con enfermedades degenerativas o enfermedades como el sida, el cáncer, la fibromialgia, artritis, asma, entre otras.
Manejamos principalmente el entrenamiento MBSR de la Universidad de Massachusetts, este programa nos ayuda de manera sumamente efectiva para contrarrestar y manejar las alteraciones arriba mencionadas, pero además de este entrenamiento , se realizan talleres de fin de semana dirigidos específicamente a diferentes enfermedades (obesidad, hipertensión, insomnio, etc.) o grupos de personas: estudiantes, ejecutivos, deportistas, etc.
El entrenamiento MBSR en Mindfulness Monterrey tiene una duración de 8 sesiones, las cuales se imparten una vez por semana con una duración de dos horas y media por sesión incluyendo un día de retiro de 11 am a 6 pm
Estos talleres son intensivos de fin de semana empezando los viernes y terminado el domingo o puede haberlos de un solo día.
El Programa se imparte en formato grupal o individual de acuerdo a las posibilidades de los participantes.
Se puede manejar también la modalidad a distancia con excelentes resultados.
Abrimos grupos regularmente, infórmate al 1941-2061